Sin categorizar

Simbología de los anillos según el dedo en el que lo lleves

Seguro que más de una y más de dos veces te han dicho que depende del dedo donde te pongas un anillo, tiene un significado u otro.

Rasgos de personalidad que se pueden averiguar con este simple detalle y que pueden desvelar de ti mucho más de lo que puedas imaginar. 

Cada día vemos como está muy de moda llevar anillos en toda la mano, incluso varios en el mismo dedo, ya sea el meñique, anular, corazón, índice o pulgar. Y es que, hay mil y un diseños para cada uno de los dedos. Anillos modernos, minimalistas, juveniles, elegantes, atrevidos o discretos, todos tienen cabida en la actualidad. 

¿Quieres conocer el significado de llevar anillos en según qué dedo? ¡Continúa leyendo!

Anillos para el dedo meñique

Normalmente, se dice que las personas que eligen llevar anillos en el dedo meñique, son sensibles. Y no solo eso, si los llevas en la mano derecha, significa que eres un buen comunicador y que tienes un carácter muy marcado. Alguien que siempre consigue lo que quiere y tiene alma de líder. 

Por otro lado, si lo llevas en la mano izquierda, quiere decir que eres una persona que sabe escuchar a los demás y con una paciencia admirable. ¿Qué curioso, no?

Anillos para el dedo índice

Los anillos en el dedo índice de la mano derecha son para personas con alta autoestima. Es decir, que confían plenamente en sí mismas y tienen capacidad de liderazgo sobre los demás. Pero usas anillos en el dedo índice de la mano izquierda, es sinónimo de todo lo contrario, osea, que prefieres obedecer y mantenerte más al margen en lugar de mandar. 

Anillos para el dedo corazón 

Este es uno de los dedos más comunes para llevar anillos, además de un lugar que resulta cómodo. 

Cuando te pones un anillo en el dedo corazón de la mano izquierda demuestras que la justicia es importante para ti y que sueles distinguir fácilmente lo que está bien y lo que está mal. Si los llevas en la mano derecha el significado es totalmente opuesto, es decir, que no percibes con facilidad la línea que hay entre lo que es bueno y lo que no. 

Anillos para el dedo pulgar

 Si eliges este dedo para llevar anillos, lo más seguro es que seas una persona que se deja llevar por el placer y el amor como algo esencial en la vida. Es sinónimo de pasión y entrega pero también significa que eres introvertida, sea cual sea la mano en la que lo lleves. 

Anillos para el dedo anular

Tradicionalmente, los anillos que se usan en el dedo anular de la mano izquierda son los de compromiso. Se dice que este dedo conecta directamente al corazón con una vena conocida como vena de amor. 

El simbolismo de esta joya, viene dada por su forma. Y es que para muchas civilizaciones y culturas a lo largo de la historia, el círculo representa la perfección, la unidad, armonía e infinito. Algo que no tiene fin y tampoco principio.

¿En qué dedo se pone el anillo de compromiso y la alianza? 

Desde hace siglos, el anillo de compromiso se coloca en el dedo anular como símbolo de alianza entre dos personas que van a contraer matrimonio. 

Puede que tengas dudas acerca de en qué mano debe ponerse el anillo de compromiso y cuál es el motivo de que se ponga en el dedo anular. Por eso, vamos a contarte toda la simbología de esta joya en concreto. 

Anillo de compromiso y dedo anular

Algo que no ha cambiado a lo largo de la vida, es el dedo de la mano en la que ponerse el anillo de compromiso. Lo que sí que ha cambiado es la mano en el que se lleva la alianza.

Ponérsela en una mano u otra depende de las tradiciones, culturas, gustos y preferencias de cada persona. Por ejemplo, en Europa normalmente nos ponemos la alianza en la mano derecha, mientras que en países como México, se utiliza la mano izquierda. 

En otros países Orientales como Egipto y Turquía, primero se lleva en la mano derecha y, transcurrida la celebración del matrimonio, se cambia al dedo anular de la mano izquierda.

¿Por qué se pone el anillo en el dedo anular según la tradición cristiana?

La versión que existe de esta tradición proviene de la fe cristiana, en concreto de San Isidro. 

Y es que el santo decía que el cuarto dedo de la mano izquierda tiene una vena que está directamente conectada con el corazón. 

Este es el hecho principal de que se reservara el dedo anular para llevar las alianzas de compromiso, siendo un símbolo de compromiso y de amor. 

La iglesia católica popularizó e influyó también en el material de fabricación de estos anillos de boda. Al principio, estaban hechos de hierro y más adelante se popularizó la fabricación de anillos de compromiso de oro. 

A día de hoy, las alianzas de boda suelen ser lisas y siguen siendo de oro de 18 quilates o Plata de Primera Ley con alguna piedra preciosa o diamante. 

En la cara interior, se suele grabar la fecha de la boda, el nombre de la pareja o una frase simbólica y especial que ellos mismos decidan. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *