Consejos

Segunda oportunidad: ¿Qué hacer con las joyas que no usas?

Año tras año y a lo largo de toda nuestra vida, vamos acumulando multitud de joyas que se quedan en el olvido, pero que siguen ocupando espacio en los joyeros y cajones de nuestro dormitorio, muchas veces por dejadez o por que les tenemos un cariño especial si nos las han regalado o nos recuerdan a momentos y situaciones concretas.

Incluso también tenemos algunas joyas que hemos heredado por parte de nuestra familia, de nuestra madre o abuela. Estas piezas nos encantan por su valor sentimental pero igual han pasado de moda y no nos apetece ponernos por ejemplo, unos pendientes con pedrería de hace 30 años.

Así, vamos comprando nuevas joyas, pendientes de temporada, pulseras de la amistad, anillos minimalistas y collares súper finos y vamos acumulando y acumulando joyas sin darnos cuenta. 

Desde Nokèno, hemos preparado esta pequeña guía para que puedas sacar partido y reutilizar todas estas piezas de joyería de las que hablamos. ¡Dale una segunda oportunidad a tus joyas! 

¡Toma nota!

Consejos para reutilizar las joyas que no usas

Recupera las piedras preciosas

Aprovecha todas las perlas, gemas y piedras preciosas de las joyas que ya no utilices. Siempre que no tengan ningún desperfecto o estén rotas, puedes recuperarlas y utilizarlas en nuevas creaciones. 

Cuida y limpia el metal precioso

Muchas veces no utilizamos las joyas porque se han ennegrecido u oxidado. Pero esto tiene fácil solución, ya sean joyas de Oro o de Plata, su mantenimiento y restauración no cuesta prácticamente trabajo. ¡Sigue los pasos aquí! Y vuelve a lucir esas piezas con más brillo que nunca.

Vende lo que no quieras

Muchas veces puede que merezca la pena deshacerte de joyas que no usas desde hace mucho tiempo y no tienen un valor especial de ningún tipo, sobre todo si son anillos u otro tipo de joya de oro, valdrá la pena. 

Para ello, te recomendamos acudir siempre a un profesional con el que puedas asegurar que te ofrece la cantidad justa y merecida por el intercambio. 

Cómo reciclar las joyas que no usas

Joyas recuerdo

Este grupo de joyas se compone de todos los pendientes, pulseras, anillos o collares que tienen un valor sentimental para nosotros, ya que nos recuerdan a una situación, a un evento familiar o simplemente ha sido un regalo al que le tienes mucho cariño. Al fin y al cabo, las joyas nos acompañan durante toda nuestra vida. 

Para que no caigan en el olvido, lo primero que puedes hacer es limpiarlas bien para recuperar el brillo que tenían

También puedes mezclarlas con joyas nuevas, como por ejemplo, usando un único pendiente y combinarlo como piercing en la oreja con un par de pendientes nuevos o ponerte varios anillos distintos en la misma mano. Crearás un look vintage y podrás lucir esas joyas que quieres conservar a toda costa.

Joyas que ya no te van

Estos serían por ejemplo, todos esos collares que eran tendencia en su tiempo y que ahora están pasados de moda o simplemente esas pulseras que ya no te gustan porque tu estilo ha ido cambiando con los años.

Lo que te recomendamos es que te directamente intentes venderlas y reutilizar ese dinero para adquirir nuevas joyas que te gusten. Piénsalo, es una muy buena forma de que esas joyas se reutilicen por otra persona y a su vez, puedas comprarte otros modelos acordes a tu personalidad. 

Si crees que no te merece la pena ni siquiera intentar venderlas, otra opción es directamente regalarlas a tu madre, tu hermana, tu prima o alguna amiga. Puede que a ellas les guste y así exista esa segunda oportunidad. 

Crea nuevas joyas

Si te gustan las manualidades y hacer tus propias creaciones, siempre puedes coger pequeños elementos de las joyas que tienes y hacer nuevas combinaciones. Con un poco de tiempo e ingenio, seguro que consigues resultados increíbles sin necesidad de comprar constantemente modelos nuevos. ¡Da rienda suelta a tu imaginación!

Cómo organizar las joyas en mi joyero

Una vez hayas visto lo que tienes, las joyas con las que te quieres quedar y de las que te quieres deshacer, es el momento de llevar una organización para que no te vuelva a ocurrir lo mismo en cuanto pasen unos meses. 

Puedes simplemente deshacerte de lo que no vayas a usar y volver a colocar todo en cada lugar, es decir, los anillos con los anillos, las pulseras con las pulseras y así sucesivamente.

O también puedes organizarlo en función de las joyas que tengas, las sentimentales, las que son para el día a día, las que son para ocasiones especiales y otras diferentes. ¡Es solo una idea! Esto varía según las preferencias que tengas. Simplemente se trata de tener todo separado y despejado. 

Ahora que ya sabes qué puedes hacer con todas las piezas de joyería que no usas, no esperes más para renovar tu joyero actual. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *