Consejos

¿Por qué las joyas de plata se oscurecen? Consejos para su mantenimiento

Las joyas de plata son un indispensable en el joyero de toda mujer. Ya sean los pendientes que usas en el día a día, el anillo especial que te regalaron por vuestro aniversario o la cadena que lleváis a juego tu hermana y tú, suelen estar hechas con este material tan bonito y duradero.

Cuando llevamos la plata puesta durante mucho tiempo o, por el contrario, la dejamos abandonada en el cajón del olvido, puede ser que empieces a notar que se ennegrece o va perdiendo su brillo de forma parcial e incluso total. No te alarmes, no tiene porqué tratarse de una pieza defectuosa, de mala calidad o falsa, simplemente es un proceso totalmente natural y normal que le ocurre a la plata.

¿Por qué la plata se pone negra?

Tendemos a pensar que las joyas de plata se nos oxidan, pero este proceso ocurre cuando un elemento reacciona con el oxígeno, y no es el caso, ya que, a diferencia de otros metales, la plata no se oxida

El deterioro se produce normalmente a causa del azufre que se encuentra en el aire por cualquier motivo y sí hace reacción a las joyas de plata. También se acelera el proceso cuando aplicamos sustancias químicas sobre nuestras joyas sin ningún tipo de cuidado, como puede ser utilizando champús, geles o perfumes. 

Piensa que si cada vez que te duchas, no te quitas nunca tus pendientes de plata, constantemente estarán en contacto con estos productos y se pueden deteriorar más rápidamente. Incluso con la exposición prolongada al sol y nuestro PH de la piel, la plata comienza a crear esa capa amarillenta que se vuelve de color negro a posteriori. 

Pero, a pesar de todo esto, ¡que no cunda el pánico! es super sencillo mantener tus joyas de plata desde casa. Sigue los consejos que en Nokèno Jewelry llevamos haciendo toda la vida y adivina, ¡funcionan!

Consejos para limpiar y mantener las joyas de plata

“Prevenir antes de curar”. La mejor recomendación es la prevención. Como te hemos comentado antes, hay muchos factores que dependen de nosotros y hacen que la plata adquiera un color negro y sucio. 

Se trata de tener cuidado y darle el uso correspondiente para después guardar tus joyas en un sitio ordenado y limpio. Si por ejemplo, amontonamos todas las piezas en un mismo espacio, puede que se rayen y se ensucien. Usa separadores y limpia las joyas con frecuencia. Si usas las mismas joyas durante periodos prolongados en el tiempo, intenta dejarlas fuera cada vez que te duches, para evitar la reacción con los productos químicos. 

Usa pasta de dientes. Además de mantener nuestra dentadura sana y limpia, los dentífricos tienen unas propiedades muy buenas para otros usos, como es el caso de limpiar la plata. Este invento elimina el azufre reaccionando a otro elemento que contiene la plata, el sulfuro. Solo tienes que lavar tus joyas con agua y jabón durante unos segundos, cubrir tus piezas con pasta de dientes con cuidado y, pasados un par de minutos, volver a enjuagarlas para eliminar la pasta. 

Utiliza una goma de borrar. Al no ser que sean piezas muy delicadas, las gomas de borrar te ayudarán a quitar las manchitas oscuras que salen en las joyas de plata. Tienes que hacer la misma operación que cuando borras algo escrito a lápiz, presiona con la goma y eliminarás las manchas de inmediato. Es un truco muy efectivo, sobre todo para cubertería y piezas de gran volumen. 

Mezcla bicarbonato de sodio con agua. Cuando el ennegrecimiento se debe al sulfuro, este remedio casero es una de las mejores opciones para dejar la plata como nueva. Símplemente tienes que mezclar un poquito de bicarbonato de sodio con agua en un paño suave. Después de frotar las joyas y secarlas, verás el resultado. 

Si las joyas son muy pequeñas, puedes sumergirlas directamente en la mezcla durante uno o dos minutos y después aclararlas con abundante agua. 

Usa amoníaco y agua caliente a partes iguales. Este remedio es un poco más agresivo con la plata, pero si los remedios anteriores como la pasta de dientes o el bicarbonato no funcionan, puedes usar amoníaco y agua caliente para frotar las piezas con esta mezcla. Debes hacerlo de forma ligera, ya que se produce una reacción química de inmediato y cuanto menos tiempo lo estés aplicando, mucho mejor. Eso sí, es un sistema de limpieza rápido y no falla nunca. 

Busca papel de aluminio, agua y sal. Con un poquito más de tiempo, este remedio es muy seguro y efectivo para la limpieza de todas tus joyas de golpe. Se trata de forrar un cuenco o recipiente con papel de aluminio, llenarlo de nuevo con agua caliente y añadir una pizca de sal para sumergir la plata durante 10 minutos. La reacción que se produce, desprenderá todo el sulfuro adherido a las joyas, retomando así su brillo característico. 

Por último, además de todo lo anterior, te recomendamos tener en cuenta estos tips para dejar tus joyas de plata impolutas:

  • Ten cuidado a la hora de frotar. Las joyas pueden ser muy delicadas y estar combinadas con otros metales o pedrería. Es aconsejable utilizar un pequeño cepillo de dientes cuando tengas que frotarlas y limpiarlas. Lo mejor es coger uno que ya tenga mucho uso y las cerdas se hayan quedado suaves. Dejándolo exclusivamente para la limpieza. 
  • Utiliza guantes. Es importante que protejas tus manos en todo momento, sobre todo cuando la limpieza se realiza con productos nocivos como puede ser el amoniaco o el bicarbonato de sodio. No olvides también de ventilar el espacio para evitar intoxicaciones. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *