Consejos

Pendientes en la oreja: todo lo que necesitas saber

En este post vamos a hacer una mención muy especial a los piercings de la oreja. Estos pendientes que últimamente nos tienen enamoradas. 

Están tan de moda que cada día salen piezas más originales y divertidas para poder combinar unas con otras y crear un micro look dentro de tu oreja que te aporte estilo y personalidad con mil y una opciones diferentes. 

Hay muchísimas variedades: pequeños, grandes, de aro, étnicos, minimalistas, extravagantes, sutiles, elegantes, atrevidos o atrevidos. Incluso los pendientes más sencillos pueden causar un impacto muy grande si los combinas bien. Son piezas muy versátiles con las que sacar el máximo partido a tu oreja, y en definitiva, sirven para estilizar tu rostro y dar un toque extra a tu outfit. 

Hoy vamos a hablar de tooooodo lo que tiene que ver con hacerte un piercing en la oreja, los tipos de pendientes, donde puedes hacerte uno, como curar un pendiente en el lóbulo y mucho más.

¡Sigue leyendo! 

Pendientes en el lóbulo de la oreja

Este es el piercing por excelencia. El más común de todos, ya que casi todas las chicas llevan al menos uno en cada oreja desde bien pequeñas. Es el lugar que ocupan los pendientes principales, los que más quieres destacar y normalmente los más voluminosos o los que quieres lucir por encima del resto. 

Suelen ir en pareja y usar el mismo pendiente para ambos agujeros, pero, como te hemos dicho, puedes hacer la combinación que más encaje contigo, incluso si no coinciden en tamaño o en color como estamos acostumbradas a ver. 

Lo más común es llevar hasta 3 pendientes en el lóbulo de la oreja.

Pendientes en el lóbulo superior 

El piercing del lóbulo superior se sitúa un poco más arriba que el agujero principal. En todo este espacio blandito puedes llegar a ponerte hasta 5 pendientes diferentes, dependiendo de las características de tu oreja, aunque lo normal y lo que aconsejamos es que no te hagas más de dos o tres. 

En este espacio puedes usar pendientes más pequeños y sutiles. Hay opciones ideales con formas de todo tipo o con algún elemento que cuelgue un poquito. ¡Quedan ideales!

Pendiente en el Hélix

El piercing del hélix es una maravilla. Se sitúa en la parte superior de tu oreja, por encima del cartílago. Es uno de los sitios más llamativos, ya que destaca a primera vista como algo más rompedor a lo tradicional. 

Este agujero invita a usar simplemente un aro pequeño o con algún detalle colgando. 

Pendiente en el Contrahélix

Este piercing se encuentra en la parte superior contraria al hélix, como su propio nombre indica. Se queda en línea recta hacia arriba con el pendiente principal del lóbulo. Muy cerquita de la cara. 

Cualquier pendiente pequeño que sea liso o en forma de aro encajará a la perfección para cualquier look. 

Pendiente en el interior de la oreja

Los pendientes que se hacen en el interior de la oreja quedan muy pero que muy originales. Desde luego, llaman la atención y son, cuanto menos, peculiares. 

Este piercing no da mucho margen a la hora de innovar con piezas grandes. Deberás elegir un pendiente muy pequeñito, por lo que te recomendamos que contenga algo de brillo para que se aprecie y destaque un poco más.

Pendiente en el Tragus

Otra super tendencia desde hace ya unos cuantos años. Este piercing queda totalmente aislado en el centro de la oreja. Lo que permite que se vea prácticamente por ambos lados. 

Los pendientes con una bolita, los aros, o de nuevo, los que son pequeños y con formas originales, siempre quedarán bien en este huequito. 

Pendiente en el Cartílago

Por último, los piercings que se hacen en el cartílago, a media altura de las orejas quedan muy bien con una combinación de pendientes en el lóbulo y en el Hélix. Tanto si es en la parte inferior como en la superior, puedes usar un aro un poco más grande que en otros agujeros, o un pendiente que acompañe la forma de la oreja , modo trepador. 

¿Dónde puedes hacerte un piercing de la oreja?

Una vez tengas claro el o los piercings que quieras hacerte, llega la gran cuestión. ¿Dónde hacen piercings? 

A día de hoy, puedes hacerte un pendiente nuevo en la farmacia o en un local especializado. La diferencia es que en la farmacia te harán un pendiente con la pistola de presión tradicional, mientras que en el local especializado cuentan con materiales específicos para hacer perforaciones dependiendo de la zona donde vayas a hacerte el piercing. 

Consejos para cuidar los piercings de la oreja

Si nunca te has hecho un piercing, no vamos a engañarte, al tratarse de una perforación, necesita un proceso y un tiempo de cuidado, al igual que cuando nos hacemos un tatuaje o una herida. 

Dependiendo de tu umbral de dolor, te generará una sensación de dolor más o menos grande. Pero en general, quitando los segundos de la perforación y los primeros días, se puede llevar perfectamente. ¡No te asustes! 

¿Cómo curar un pendiente en el lóbulo?

Estos son nuestros consejos para evitar que se te infecte:

Lávalo de manera constante

En la tienda especializada o la farmacia, tienen productos específicos para el cuidado de piercings, pero si lo lavas con agua y jabón todos los días, debería ser suficiente. También puedes echarte agua oxigenada o alcohol en la zona, si lo consideras necesario.

Muévelo

Ten en cuenta que el pendiente que llevas de primeras, es el que te acompañará hasta que el agujero cicatrice por completo. Dependiendo de la zona, suele ser uno o dos meses. Lava tus manos e intenta moverlo y darle vuelta cada día para que no se haga costra o se genere suciedad.

Duerme del lado contrario

Los primeros días, te aconsejamos que duermas del lado contrario, o si te has hecho agujeros en ambas orejas, intenta dormir de frente y siempre con el pelo recogido. 

¿Cómo quitar el pendiente medicinal del lóbulo?

Una vez que se haya curado y puedas empezar a cambiar el pendiente provisional por uno nuevo, lo más recomendable es que uses piezas de calidad. Recuerda que puedes quitarlo una vez que hayan pasado mínimo 6 semanas desde que te lo hiciste. Lávate bien las manos y cuando lo cambies, evita la bisutería y usa pendientes de plata de primera Ley o de Oro de 18 quilates, ya que son metales preciosos que no suelen dar alergia y combinan con todo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *