Consejos

La importancia de las joyas en la vida de una mujer

Históricamente, vemos que las joyas existen desde hace siglos, teniendo diferentes simbolismos según la época, otorgaba ciertas características o incluso “poderes” a la persona que las llevaba puestas a lo largo del tiempo. 

En el mundo actual en el que nos encontramos, las joyas se conciben como un accesorio indispensable y característico que otorga personalidad y estilo a una mujer. Son el complemento perfecto para embellecer y dar un toque especial a cualquier look. 

Tanto es así que en algunas mujeres incluso se llega a generar un sentimiento de falta o desnudez cuando, por algún motivo, no llevan puestas las piezas de joyería que habitualmente están acostumbradas a ponerse. 

Este sentimiento nos hace pensar en la magnitud del asunto. Y en Nokèno hemos querido llegar al fondo de la cuestión. 

¿Por qué son tan importantes las joyas para la vida de una mujer? ¡Vamos a descubrirlo! 

Las joyas son símbolo de feminidad

Una de las razones por las que a las mujeres les apasionan las piezas de joyería es por que representan la feminidad normalizada por la sociedad. Y es que todo gira en torno a realzar la belleza natural y rasgos de una mujer. 

Cada persona elige sus joyas pensando en el uso que va a darle. Por ejemplo, cuando compras unos pendientes de oro de 18 quilates para poder utilizar en ocasiones especiales o un collar de plata de ley para llevar a diario. 

Las joyas te describen y hablan de ti

Estudias cada detalle de la joya con detenimiento hasta encontrar la que genere esa sensación de ilusión y alegría. Y en ese momento, sabes que has encontrado lo que buscabas. 

Tu personalidad siempre va acorde con las joyas que eliges. Cuando te pones unos pendientes extravagantes y llamativos, seguramente sea así cómo te sientes o tienes intención de hacerlo. Al igual que cuando llevas un anillo de oro discreto pero elegante, así es cómo muestras tu forma de ser sencilla y sutil.

Las joyas cuentan tu historia

Las joyas que perduran en tu familia y van pasando de generación en generación se consideran incluso amuletos de la buena suerte que no pueden faltar en tu atuendo diario. Hay piezas que te recuerdan a una situación en concreto, a un momento especial o un recuerdo memorable.

Algunas tienen un valor sentimental imposible de cuantificar porque es incalculable, sobre todo si es un regalo personalizado o en común con alguien, por ejemplo un collar de la amistad o un anillo de compromiso. 

Estos son los motivos por los que las joyas son las mejores compañeras de viaje de una mujer. Consiguen hacerte sentir un poquito más segura de ti misma, completar tu estilo personal y recordarte momentos irrepetibles. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *