Consejos

Consejos básicos para elegir los pendientes que más te favorecen

La elección de los pendientes que llevamos suponen un toque muy especial en el look escogido en cada ocasión, y a veces, no le dedicamos la atención merecida. 

Si conseguimos ser capaces de elegir los pendientes para mujer adecuados, nos ayudarán a resaltar nuestro rostro, vestuario, peinado y en conjunto, nuestro estilo personal

Cantidad de veces nos pasamos horas y horas frente al espejo, decidiendo que ropa nos vamos a poner, que calzado será el ideal, cual es el complemento que más combina con nuestro look, si nos vamos a maquillar o no y por último, antes de salir de casa, cogemos un par de pendientes y nos los ponemos. 

Pero, ahí está el kit de la cuestión, no reconocemos la importancia que tiene la elección de unos buenos pendientes y los tomamos por un complemento secundario. 

Es por eso que en Nokèno hemos pensado que sería fundamental que conocieras las recomendaciones básicas sobre cómo elegir los pendientes que más te favorezcan, y es que, dependiendo de infinidad de factores como tu color de pelo, forma del rostro, estilo o gustos personales, te sentarán mejor unos pendientes u otros. 

¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

Pendientes según la ropa que uses

Esta pieza de joyería debe ser fiel a tu estilo personal y a la ropa que llevas en cada ocasión. Es lógico, no tiene mucho sentido que uses unos pendientes muy coloridos si tu estilo no es para nada dinámico o extravagante. Por ello, lo primero de todo y lo más importante es dejarte guiar por tus preferencias y gustos. 

Decántate siempre por los pendientes que te enamoren, que te llamen la atención desde el primer momento, que sepas que vas a darles un uso continuado o te venga a la mente ese conjunto con el que los vas a usar. 

Con esto, no queremos decir que sea necesario pensar en combinar los pendientes exactamente igual al color de nuestra ropa, o con los mismos estampados y formas, sino que combinen con tu forma de vestir y se adapten a la situación que sea. Piensa que cuando vas a trabajar no llevamos la misma ropa que para una ocasión especial y traslada ese pensamiento a la elección de tus pendientes. 

Pendientes para el día a día

Para elegir los pendientes que vas a usar a diario es importante que valores la comodidad y practicidad, ya que seguramente muchas veces no te los quites ni siquiera para dormir o para entrenar. Ten en cuenta el material con el que estén hechos para evitar posibles alergias o rozaduras innecesarias. Los pendientes de oro o plata sencillos y minimalistas son una opción ideal para llevar en tu rutina diaria. 

Pendientes para fiestas o eventos especiales

Al contrario que los pendientes de diario, estas piezas se caracterizan generalmente por dar un toque extra de luminosidad o brillo a tu rostro y outfit elegido especialmente para la ocasión. Unos pendientes largos con pequeñas circonitas o piedras preciosas siempre quedarán bien si los combinas con los complementos adecuados. 

Pendientes según tu peinado

Si buscas un look perfecto, que sea 10 de 10, debes tener en cuenta tu peinado. Cuando llevamos el pelo recogido, las orejas quedan totalmente visibles y descubiertas, por ello, es la ocasión perfecta para darle un protagonismo elevado a los pendientes que elijas. Puedes ponerte los más vistosos y brillantes que tengas, siempre y cuando encajen contigo y tu personalidad. 

Por el contrario, si llevamos el pelo suelto, podemos optar tanto por pendientes muy voluminosos o por el contrario, más discretos, ya que con la melena no van a quedar totalmente al descubierto. Si tenemos el pelo muy largo, si que es cierto que unos pendientes pequeños que sean sutiles y elegantes quedarán genial siempre. 

Pendientes según la forma de tu rostro

Por último pero no menos importante, uno de los factores que más deberíamos tener en cuenta para elegir los pendientes es la forma de la cara. Mírate al espejo y apartando la melena, fíjate bien en todas tus facciones. 

Para los rostros más cuadrados y simétricos, queda bien usar un par de pendientes que equilibre tus facciones con formas geométricas redondas. No tienen por qué ser muy grandes y marcadas, al contrario, queremos evitarlo a toda costa. Unos aros de plata de un tamaño adecuado o pendientes con perlas u otros elementos circulares son un acierto asegurado. 

En cambio, para los rostros más ovalados y redondos, debemos encontrar unos pendientes que generen el efecto contrario, es decir, cuanto más estrechos y finos mejor, para que alarguen nuestra silueta. 

En cuanto a los rostros en forma de corazón, no te recomendamos usar pendientes que acaben en pico, para que no enfaticen la silueta de tu barbilla. Será mejor seleccionar unos pendientes finos que se vayan agrandando hacia la parte de abajo, justo al contrario que tu rostro. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *