Consejos

Cómo evitar que las joyas te den alergia: Consejos y recomendaciones

“Hoy estrenas pendientes nuevos. Te los pones con toda la ilusión del mundo con ese conjunto tan mono que has decidido vestir para salir a tomar algo con unos amigos. Cuando llevas un rato de risas, te das cuenta de que algo pasa con tus orejas. Empiezas a notar irritación y picor en la zona de los pendientes y no paras de rascarte. ¡Qué molesto!”

¿Te sientes identificada? Tranquila, nos pasa a muchas. Es un síntoma que afecta al 6% de hombres y al 12% de mujeres. 

Lo que ocurre es que hay ciertas piezas que, cuando entran en contacto con tu piel, producen un tipo de reacción alérgica llamado eccema alérgico. Esto provoca enrojecimiento e inflamación en esa zona, llegando incluso a producir sarpullidos o heridas. 

En Nokèno somos conscientes de que es un fenómeno al que estamos expuestos en el día a día, sobre todo al comprar joyas compuestas por aleaciones metálicas que no son metales nobles como el oro y la plata. Y, aunque todas nuestras joyas cumplen con todos los estándares de calidad para que esto no ocurra, vamos a hablar un poquito sobre el tema para que tengas claro los síntomas de las alergias y cómo evitarlas con pequeñas recomendaciones. 

¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

Síntomas de la alergia a las joyas

Como hemos comentado antes, lo primero que notas es que la zona en la que llevas la joya, empieza a irritarse. Normalmente se manifiesta en forma de inflamación, enrojecimiento y picazón en el cuello, dedos de las manos, muñecas y orejas, que es donde solemos colocar estas piezas de pendientes, piercings, collares, anillos, pulseras o relojes. 

Hay que tener mucho cuidado sobre todo con los pendientes y piercings de acero u otro material que no sea oro y plata. 

La oreja es una zona muy sensible y es muy fácil que se infecte hasta el punto de darse heridas con costra e incluso pus. Algo que, como sabrás, genera una situación incómoda, dolorosa y nada agradable. 

Las alergias más comunes se producen con metales como el níquel, cromo, paladio, cobre y platino. Hay muchas personas que presentan síntomas desde bien pequeños y a otras les aparecen síntomas en edades más avanzadas, como ocurre con las alergias alimentarias. 

A veces incluso estas reacciones se van con el tiempo. 

Cuando uno de estos metales está en contacto directo con nuestra piel, el sudor que producimos hace que una parte de los componentes de la pieza se disuelva y entre en contacto directo con nuestra piel mediante la absorción de los mismos. De este modo se da lugar a reacciones cutáneas y urticarias. 

Cómo evito que me den alergia las joyas

No hay ningún tipo de tratamiento para curar las alergias que producen los metales de las joyas o piezas de bisutería. Pero sí que podemos darte algunas recomendaciones al respecto:

  • Ten una higiene constante. Es importante que limpies tus joyas a diario para eliminar posibles químicos u otros materiales adheridos que, junto a los metales, causan alergia. 
  • Cubre tus piezas con esmalte de uñas transparente. Puede resultar cuanto menos curioso y extraño, pero además de mantener la tonalidad y color de las joyas, el esmalte puede evitar alergias, ya que crea una especie de capa protectora que hace que el metal no toque tu piel, y por tanto, no se genere ninguna reacción. 
  • Aprende de la experiencia. Si ya has estado en contacto con algún material que te haya dado alergia anteriormente, identifícalo y eliminalo de tu colección y de tu joyero. Así evitas confusiones y no volverás a comprar nada parecido. 
  • Evita la bisutería en general. Es probable que cualquier pieza de bisutería que no sea 100% de plástico, te de alergia. En la medida de lo posible, no pierdas el tiempo con piezas con las que no estés del todo segura. Al final lo barato puede salirte caro. 
  • No los uses para hacer deporte. Recuerda que el sudor es uno de los factores que produce la aparición del eccema alérgico. Si vas a hacer algún tipo de ejercicio, esfuerzo o actividad física en la que vayas a sudar, mejor deja en casa tus pendientes, anillos y pulseras. 
  • Visita al dermatólogo. Al igual que debemos llevar un control si nos salen manchitas, lunares o cualquier anomalía en la piel, con esto ocurre lo mismo. Si tu eccema no cede o notas que algo no va bien, visita a un especialista. 

¿Qué joyas no dan alergia? 

Las alergias son causadas por metales como el níquel, presente prácticamente en el 80% de las piezas de bisutería. 

Para evitar todo lo posible que una pieza joya nos estropee el día o la semana, es aconsejable apostar por metales nobles como el oro de 18 quilates y la plata de ley 925. 

Estos metales son los más utilizados para la confección de joyas. Están presentes en pendientes, anillos, colgantes y otras piezas que llevamos a diario. 

Las joyas de oro y plata son una apuesta segura para tu salud, además de una opción perfecta para todos tus outfits. 

Combinan a la perfección con el look que quieras, ya que existe una variedad casi incontable de tipos de joyas para todos los gustos y bolsillos. Además, suelen ir acompañadas de otros metales y piedras preciosas que no suelen ser perjudiciales para la salud. 

Te dejamos algunas ideas sobre joyas para mujer que seguro te van a encantar. Todas hechas en oro y/o plata de primera ley. 

Seguro que ahora te lo piensas dos veces antes de comprar unos pendientes de bisutería para ti o para regalar. ¡No sufras innecesariamente! 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *